Son muchos los factores que se deben tener en cuenta para realizar una buena polinización con abejas en cultivos de Melón y Sandía.

    INDICE

1  – RESIDUOS QUÍMICOS
2 – VENTILACIÓN
3 – FLORACIÓN
4 – PLÁSTICOS
5 – COLMENAS
6 – EL TIEMPO
7 – OTRAS RECOMENDACIONES

RESIDUO CERO

Este punto lo debemos de tener muy en cuenta si queremos que las abejas trabajen bien sobre las flores de nuestro cultivo y descartar posibles rechazos. 

 El mejor producto químico cuando vamos ha utilizar insectos polinizaciones, es aquel que no se gasta.

 

No recomendamos aplicar productos fito-sanitarios para la eliminación de cualquier plaga pocos días antes a la introducción de las colmenas o mientras estén las abejas trabajando en el interior de los invernaderos, ya que en el 60% de los casos, las abejas lo detectan y no trabajan y en el otro 40% no lo detectan, pican las flores y se mueren sin terminar de realizar la polinización

Hay productos que indican que se pueden introducir los polinizadores con margenes de 3 días e incluso menos después de su aplicación. Si trabajamos en convencional y tuviésemos que gastar algún producto con este tipo de indicaciones, nosotros recomendamos seriamente, que en vez de 3 días se deje un margen de al menos 12 a 15 días en los productos mas suaves para evitar cualquier tipo de olor detectable por las abejas. Claramente tenemos que hacer caso de nuestro técnicos agrícolas, que supervisan nuestro cultivo. ( SIEMPRE ) Aplicar dosis inadecuadas bien por recomendaciones de amigos o simplemente por cuenta propia, sin control de un especialista, nos puede salir muy caro, y provocar rechazo por parte de las abejas. Cuanto se produce esto, las abejas vuelan alrededor de las flores sin llegar ha producirse un contacto directo, alejándose de los cultivos e incluso saliendo fuera de los invernadero para no volver, causando el despoblamiento de las colmenas en menos de 24 horas.

VENTILACIÓN

Hemos introducido colmenas en invernaderos limpios de cualquier residuo, pero ha coincidido que en fincas colindantes se esta produciendo una desinfección con productos de olores fuertes, introduciéndose estos olores en los invernaderos donde se esta realizando la polinización. En estos casos se recomienda cerrar la banda colindante al invernadero que este en plena desinfección para evitar la entrada de olores molestos y ventilar con ventanas y otras bandas. Si no tenemos ventanas, aconsejamos abrir algunas juntas para evitar altas temperaturas dentro del invernadero.

Una buena ventilación en invernadero es fundamental cuando trabajamos con abejas.

Son insectos que la mayor parte de su vida la pasan al aire libre y cuando llegamos a los invernaderos que no están bien ventilados, parte de las abejas dejan de trabajar para ventilar los panales y buscar sitios mas frescos e incluso salir fuera de los cultivos.

Observamos que en los invernaderos bien ventilados trabajan muchas mas abejas ya que evitamos excesos de calor y condensación. Mucha humedad provoca que el polen de las flores quede muy húmedo y se apelmace, haciendo difícil la transmisión de este por parte de las abejas. Nuestras colmenas contienen miles de abejas, cera y reservas de néctar. Ventilar bien los invernaderos en los meses de mas calor facilita el trabajo de los polinizadores.

FLORACIÓN

Si queremos llegar al nivel máximo de polinización tenemos que coincidir la mayor cantidad de flores macho y hembras posibles cuando las abejas lleven unas 60 horas instaladas.

El tiempo máximo de adaptación de una colmena dentro de un invernadero es de 48 horas. Pasado ese tiempo si no observamos movimiento por parte de las abejas, tenemos algún problema serio en la finca, bien sea por plásticos, químicos, mal tiempo, ventilación, falta de polen, colmenas mal colocadas,etc… Si tenemos mas de una colmena dentro del invernadero y falla alguna en concreto, el problema esta en la colmena y no en el invernadero o cultivo. Cuando fallan todas las colmenas, claramente el problema esta en el entorno.
Esta problemática la podemos aplicar en todo tipo de colmenas.
Millones de insectos no se equivocan 

PLÁSTICOS

Este es un tema muy debatido por agricultores, técnicos y apicultores.
Tras años observando el comportamiento de nuestras colmenas dentro y fuera de los invernaderos, observamos que cuando las colmenas están debajo de un plástico NUEVO (menos de 8 meses) la cantidad de obreras disminuye drásticamente, llegando en algunos casos ha perder las abejas de vuelo por completo.
Si queremos evitar cualquier tipo de problema con plásticos nuevos sobre nuestras abejas, recomendamos un margen de 8 meses en plásticos de 3 campañas blancos y de 12 meses en plásticos blancos de 5 campañas. También observamos que en invernaderos con poca altura en los cuales se genera condensación y gotas de agua, las abejas trabajan antes que en invernaderos de mayor altura que no se producen esta condensación, haciendo que las abejas tarden mas en trabajar en estos últimos, alargándose de los 8 meses al año. Los plásticos que mas problemas dan a nuestros polinizadores son los de 5 campañas, amarillos y con menos de 1 año. Cuando por desconocimiento plantamos una cosecha de Melón y Sandia con plásticos nuevos, no todo esta perdido. Antes de introducir las abejas debemos facilitar la entrada de luz ultravioleta de diferentes maneras. – Abrir todas las juntas del invernadero de 3 a 6 metros para dejar pasar el máximo de luz posible.
Cuando introducimos colmenas sin luz ultravioleta estas se bloquean y paran los vuelos por completo, y las abejas que salen se van a la calle para no regresar, se pegan en las mayas y se ven caminando por las hojas y suelo. Otro método que realizan muchos agricultores es el lavado del plástico por arriba y por abajo con algún desengrasante antes de sembrar el cultivo de melón o sandia para evitar que le caiga ningún producto a las plantas. Ya es bien sabido por muchos agricultores, que en algunos plásticos nuevos ni si quiera el blanqueado llega ha adherirse por culpa de algunos aditivos. Las consecuencias de plantar Melón y Sandía con plásticos nuevos que no dejen pasar la luz ultravioleta, son graves generando perdidas a los agricultores y a los apicultores.
Los cultivos no se polinizan correctamente, las abejas optan por salir del invernadero y no volver al cultivo ni a la colmena, generando así el temido despoblamiento de colmenas. Por eso queremos hacer llegar esta información a todos los agricultores que tengan pensado poner cultivos de primavera y necesiten de las abejas para su polinización. Recomendamos optar por otro tipo de cultivos que no necesiten de estos polinizadores. También recomendamos que cuando nos den garantías sobre el trabajo de las abejas en plásticos con menos de 4 o 6 meses,lo hagan por escrito en caso de una posible reclamación. Ya que cuando saquemos las colmenas fuera del invernadero podremos comprobar que funcionan perfectamente si no ha sufrido la perdida de las abejas obreras. EN COLMENAS INDAPOL NO HACEMOS POLINIZACIÓN CON PLÁSTICOS CON UN TIEMPO INFERIOR A 8 MESES YA QUE CON ESTOS PLÁSTICOS NUESTRAS COLMENAS SUFREN EL DESPOBLAMIENTO Y MUEREN.

COLMENAS

No todas las colmenas son destinadas para producir lo mismo. Dependiendo del uso que le demos ha nuestras colmenas, podemos obtener MIEL, POLEN, ABEJAS, PROPOLEO,etc… Esto es bien sabido por todos los apicultores dado que en algún momento de sus vidas han configurado sus colmenas para la obtención de alguno de estos productos. De ello dependerá que tengamos un buen resultado en la polinización de nuestros cultivos.
En COLMENAS INDAPOL retiramos el exceso de miel y polen de nuestras colmenas destinadas a la polinización, dejando la mayor cantidad de cría y abejas obreras posibles. Todos los excesos son malos, incluidos las grandes cantidades de abejas y miel. Una colmena contiene entre 25.000 y 30.000 abejas en plena primavera. Esto puede provocar sobrecalentamientos en las colmenas que se destinan a cultivos de invernadero, sobre todo en horas puntuales del día, derritiendo cuadros de cera, miel y paneles de cría,  bloqueando la entrada y ahogando a las abejas. No colocar bien una colmena con tantas abejas dentro de un invernadero o intentar encerrar herméticamente a miles de insectos entre plásticos y mallas, es uno de los errores mas comunes que aun se suelen cometer. Por esto recomendamos realizar un pequeño hueco de entrada en el invernadero, cerca de la colmena, durante los primeros días de adaptación, facilitando así el regreso de las abejas que hayan salido al exterior por cualquier pequeño agujero.

EL TIEMPO

 
Este es el único factor que no podemos controlar y muchos agricultores se ven sorprendidos en plena polinización por el mal tiempo. Aun que estamos dentro de un invernadero y todo esta protegido por el plástico, los días de lluvia las abejas se retraen a salir de la colmena por instinto de supervivencia. La cantidad recomendada de colmenas por hectárea de melón y sandía varia entre 3 y 5 colmenas, dependiendo del tiempo, la floración que tengamos y la rapidez con la que necesitemos realizar la polinización. No recomendamos introducir mas de 5 colmenas por hectárea ya que hasta que el tiempo no mejore, el problema del polen húmedo y el trabajo de las abejas no se solucionara.

OTRAS RECOMENDACIONES

No separar las colmenas dentro del invernadero. Observamos que mientras permanecen juntas, el sonido que producen las abejas mas fuertes, incitan la salida de los demás polinizadores. Las abejas vuelan kilómetros en busca de néctar, polen, agua,etc así que no es necesario separarlas ya que en los invernaderos no encontramos estas distancias tan grandes.
Buscar un sitio fresco, cubrir con bandejas y cartones son otras de las recomendaciones que no deben faltar. Proporcionar agua limpia los días que permanezcan dentro del invernadero, así evitaremos la salida al exterior de abejas en busca de agua. No rociar con Coca-Cola , glucosas o azucares líquidos los cultivos. Cuando hacemos esto, la mayor parte de las abejas obreras se posan en las hojas para succionar el néctar y el azúcar, descuidando el trabajo en las flores. Para potenciar la visita en las flores, recomendamos los atrayentes de abejas que venden en los suministros agrícolas, en especial aquellos que tiene un fuerte olor a limón.

Ahora indicamos los comportamiento que observamos en nuestras colmenas según la problemática.

 
 
PLÁSTICOS NUEVOS Y FALTA DE LUZ ULTRAVIOLETA.
VISIÓN NULA : La colmena para el vuelo por completo, las abejas se arraciman en el interior de la colmena para evitar gastar las reservas de alimento. Entran en estado de SHOCK y se agrupan por todos los cuadros de la colmena a diferencia de lo que hacen en invierno, que lo hacen sobre el centro del nido para proteger la cría.
A continuación os proporcionamos un vídeo donde aun fuera del invernadero con plástico nuevo y habiéndole hecho un cambio por una colmena en pleno vuelo estas se mantienen algo inactivas.  
– VISIÓN ESCASA: Las abejas alzan el vuelo se golpean contra los plásticos y mallas, intentando salir desesperadamente del invernadero en busca de la luz ultravioleta, cuando consiguen salir del cultivo no regresan a la colmena,  causando despoblamiento en menos de 24 horas (solo se mantienen las abejas que aun no vuelan, la reina y los marcos de cría). En la mayoría de los casos se observan abejas nacer sin la compañía de las abejas adultas y en un 90% de las colmenas que sufren esta problemática el resultado final es la muerte de la colonia. En estos casos también observamos abejas con vuelos cortos e imprecisos, sin alejarse de la colmena, se ven trepar por las hojas (sin temblores) o simplemente se ven arrastrándose por el suelo. Señores las abejas no trepan o se arrastran por los suelos para realizar  la polinización.

LAS ABEJAS TIENE QUE VOLAR!

De hecho para conseguir realizar una correcta polinización tienen que alzar el vuelo, generar la electricidad estática suficiente en los pelos de sus patas posteriores y conseguir la atracción de las partículas de polen que transmitirán de flor en flor.
 
PRODUCTOS PARA COMBATIR PLAGAS
 
DETECCIÓN NULA
– Mortandad de abejas por los pasillos, en piqueras, fuera y dentro de la colmena, por las bandas, por encima del plástico o entre el cultivo. – Se genera despoblamiento en las colmenas en menos de 24 horas (solo se mantienen las abejas que aun no vuelan y los marcos de cría). – Se observan abejas con vuelos imprecisos, con temblores, desorientadas, se ven trepar por las hojas o simplemente se ven arrastrándose por el suelo. DETECCIÓN MÍNIMA – Cuando las abejas detectan algún tipo de olor fuerte, salen fuera del invernadero en busca de un entorno mejor ( flores residuo 0 ). No causan el despoblamiento de la colmena.
– Vuelan al rededor de las flores sin producirse el contacto.
En INDAPOL preferimos perder una polinización con plásticos nuevos o residuos de algún tipo, que sufrir el despoblamiento de nuestras colmenas y encima no conseguir la polinización  del cultivo. La mejor recomendación ante plásticos nuevos es, optar por otro tipo de cultivos en primavera. Y ante posibles venenos, es esperar a que se realice el trabajo con las abejas y posteriormente tratar con productos para combatir plagas y dejar nuestros cultivos limpios. El mejor veneno es el que no se gasta.
Iremos añadiendo mas recomendaciones a este post , queremos hacer llegar estas recomendaciones lo antes posible a todos los agricultores que tengan pensado poner melón y sandia esta primavera y plantar este pequeño conocimiento para evitar problemas mayores.
A continuación os mostramos un vídeo donde se ven las abejas trabajar con total normalidad. Este es el resultado cuando se dan todos los factores propicios para realizar una polinización con abejas.

Descarga nuestra tarjeta de visita y llévala siempre contigo:

Abrir chat
1
Hola 👋 ¿En que podemos ayudarte?